Las 7 Señales

por Mar 13, 2023

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos.

En esta nueva serie estaremos viendo las 7 señales según San Juan sobre nuestro Señor Jesucristo.

  1.  PRIMERA SEÑAL.

Jesús está en una boda, y es ahí donde realiza su primera señal y para el Señor es importante la familia. Que lindo es que hagamos parte al Señor en nuestras vidas y que seamos miembros de la familia de Jesús.

María una mujer extraordinaria y especial para llevar en vientre al Mesías, se piensa que María era lo que modernamente conocemos como organizadora de boda, María le dijo a Jesús que no tenían vino,  y Juan describe como habían 6 tinajas de agua, y Jesús les dijo que las llenaran de agua y que las llevarán al maestresala, es el experto en vino, y cuando probó el agua hecha en vino,  el experto de vino llamó al esposo y dijo: “este vino está magnífico”. Jesús solo sabe hacer cosas buenas y excelentes.

Si Jesús logró convertir el agua en vino, él puede cambiar los corazones y transformarlos. Jesús hizo un milagro de mucho valor monetario porque transformó mucha cantidad de agua en vino, y el mejor vino. 

Ahora, una pregunta es: ¿qué haces tú con los recursos que te dio?, hay personas que solo creen si ven los milagros, pero nosotros creemos sin haberle visto y también creemos en sus milagros porque lo hizo, lo hace y lo seguirá haciendo. Sus milagros son notorios todos los días de nuestras vidas. 

Las señales que Jesús hizo son para manifestar la gloria de Dios. Estas señales les seguirán a los que creen en él. Dice la palabra que: “En mi nombre echarán fuera demonios, y si comieran cosas mortíferas nos les hará daño”. Tu eres una señal que está anunciando lo que viene, Jesús viene pronto, somos portadores de la gloria de Dios, por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, moran en ti. A donde llegas ahí va él contigo, algo diferente tiene que suceder porque tú eres un hijo de Dios, empezando desde casa, Él es quien gobierna en nuestra casa.

Cuando los discípulos vieron que Jesús hizo el milagro, ellos creyeron en él. Dios quiere que anunciemos a un Dios poderoso que no está en esa cruz, él murió y resucitó, esa tumba está vacía y él está a la diestra del Padre y está intercediendo por ti y por mí. Él dice: “la muerte es vencida por medio de Cristo Jesús”. Cuando Jesús llega la Bendición de Dios sana y libera.

Hermanos los milagros que Jesús hizo es para que la gente le creyera porque mucha gente se atribuía que era el Mesías, pero ninguno pudo demostrarlo con las señales que seguían a Jesús.

¿Cuándo se había visto que una virgen concibiera un hijo?, ni antes, ni después, en Jesús se cumplieron todas las Profecías, los sordos oyen, los cojos caminan y los ciegos ven. Este evangelio de nuestro Señor Jesucristo y él vino a sanar y libertar a los cautivos. Él nos salvó por gracia y su misericordia.

  1.  SEGUNDA SEÑAL.

Debemos ir a Jesús ante cualquier enfermedad.

Muchas veces le pedimos a Dios milagros como si fuese el genio de la lámpara, y que Dios al instante lo hará. Las cosas que pedimos a Dios dependen de Él. Lo que pedimos debe ser alineado a la voluntad de Dios, y tener en cuenta que si nuestro milagro no llega en el momento esperado Dios está moldeando y preparando para algo mejor.

¿Para qué son los milagros y prodigios? es para que Dios sea glorificado y más gente se convierta a Cristo, por eso hay que testificar.

Como el noble que vino a los pies de Jesús a pedirle a que sanara a su hijo que estaba muriendo, y Jesús le dijo: “ve tu hijo vive”, y este comandante se retiró y cuando llegó a casa escuchó que le dijeron tu hijo vive, las mismas palabras de Jesús, pero él fue obediente y empezó analizar a qué hora el empezó a mejorar y se dió cuenta que fué cuando estaba con Jesús, y ahí creyó.

A veces queremos entender a Dios  pero las cosas de Dios no hay que entenderlas; hay que creerlas, y es así como Dios actúa. En todo Dios se lleva toda la gloria y siempre dale gracias a Dios. Todo lo puede hacer él Señor, solo ven a él y cree con todo tu corazón, Él nunca falla. Dios te bendiga.

Atentamente, Pastor Guillermo Ayala.

  • Juan 2:1-11 
  • Juan 4 :43-54

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This