“Una vida ordenada”, Serie: El libro de Proverbios.

por Ene 10, 2023

Tiempo de lectura estimado: 6 Minutos.

El libro de proverbios nos invita a considerar áreas prácticas de nuestra vida donde la sabiduría de Dios puede moldearnos y puede cambiar la forma en la que vivimos.

Una vida ordenada se encuentra en seguir los mandamientos de Dios

Nuestras madres nos enseñan desde pequeños como tener una vida ordenada. Hoy Dios va a cambiar nuestra vida y mejorar, no va a ser color de rosa, ni falta de problemas, va a ser mejor porque tienes a Dios en tu corazón para enfrentar tus problemas, vas a tener al Espíritu Santo para darte la fuerza para cuando te falte para seguir adelante.

Una vida bien ordenada te trae satisfacción, la Biblia nos enseña que hay algo más y cuáles son las cosas más importantes más prioritarias para ti, ejemplo, alguno puede decir: “mi familia”, “Dios” o “mi trabajo” porque si no trabajo no como. Hay diferentes pensamientos, pero hoy vamos a ver lo que la palabra nos enseña ya que siempre estamos ocupados para Dios.

Dios es un Dios de orden, él nos enseñó cómo creó el cielo, el sol y vió que era bueno, también nos enseña que hay que descansar. En 6 días el Señor creó todo, y el 7 descansó.

Cuando nosotros pongamos a Dios primero en las cosas que hacemos vamos a tener una vida plena.

¿Cuáles son tus prioridades de cada día?, ¿donde pones todas tus fuerzas?, en proverbios nos habla que si cumplimos con sus mandamientos tendremos larga vida.

Tus hijos van a aprender de verte, la clave del contentamiento es seguir la palabra de Dios.

Para dar lugar al adulterio si eso te traerá bancarrota, la Biblia dice  esposo de una sola mujer, la biblia da instrucciones para todas las áreas de la vida para levantarte, para ir a trabajar, La Biblia dice el que no trabaja que no coma.

Dios nos ha llamado a que empleemos nuestro tiempo sabiamente en Efesios.

Nos enseña cómo debemos aprovechar bien el tiempo. Ahora que tienes fuerzas trabaja duro porque llegará el tiempo que la fuerza no te dará.

Una vida ordenada arranca poniendo a Dios en primer lugar. Tomando la palabra y practicarla día a día.    

La importancia de recordar y guardar su palabra 

No hace falta que sepas toda la biblia, pero si los pasajes claves deben estar en tu mente y en tu corazón. Imagínese que uno sale a manejar y se olvida de todas las señales viales y hay una señal de stop y este señor sigue manejando porque se le olvidó todo lo estudiado. Así es con la palabra en nuestra vida, el diablo tentó a Jesús bien fuerte y Jesús le contestó: escrito y lo dejó inoperante.

Guardar los mandamientos de Dios es de vida o de muerte, el secreto del éxito está en la palabra de Dios. Muchas veces anhelamos tantas cosas y se nos va la vida tratando de alcanzar y cuando la obtienes te das cuenta de que no es lo que deseas, en Proverbios nos recuerda lo importante de recordar y guardar la palabra; y vendrá la paz.

Pon tus prioridades en orden, ¿Qué es más importante tu trabajo o tu familia?

En Proverbios le dicen al Señor: “Que le dé riquezas para que no peque y no tenga necesidad de robar, y tenga que faltar a tu nombre de dónde ha venido mi bendición”, nosotros tenemos que tener en claro que nos sostiene es Jesucristo, nos sostiene en sus manos y nos ha dado promesas, tales como: nunca te voy a dejar ni te voy a desamparar, en mi diestra vas a estar seguro. Entonces ¿por qué vamos a desconfiar de Dios?, es que si no trabajo 7 días no me alcanza, no te alcanza porque te pusiste muchas tareas y muchos compromisos.

Si algo nos enseña la Escritura es como poner en prioridad al Señor, las cosas materiales y al señor dólar en su lugar en la planta del pie no gobernando nuestras vidas.

En el versículo 8 habla: “aliméntame con el alimento que me es necesario, mantenme del pan necesario”, y Jesús es nuestro pan de cada día.

¿Cómo puedes ordenar tu día?, Dándole lo  primero de tu día a Dios. Jesús es la respuesta, con una oración verás que aunque vengan problemas las vas a poder sobrellevar porque sin lugar a duda Dios te va ayudar.

Atentamente,

Pastor Guillermo Ayala 

  • Proverbios 1:1-7
  • Proverbios 3:1-2
  • Efesio 5:15-17
  • Proverbio 30: 7-8

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This