Hasta lo Ultimo de la Tierra

por May 27, 2024

Tiempo de lectura 3 minutos

La importancia de compartir el Evangelio de Jesucristo es un mandato directo de nuestro Señor, quien nos llama a ser sus testigos hasta los confines de la Tierra. Hechos 1:8 nos recuerda que este llamado no es una tarea que debemos cumplir por nuestra propia fuerza, sino que requiere la ayuda del Espíritu Santo. Sin Su poder, sería imposible cumplir la misión de ser testigos fieles y efectivos.

Cuando acepte a Jesucristo a los 12 años. Este encuentro con Cristo transformó mi vida y lo llenó con el deseo de compartir el Evangelio. Al principio, yo, como muchos de nosotros, no conocía ciertos lugares en el mapa, pero Dios lo guió estratégicamente para cumplir Su propósito. Este propósito es difundir el Evangelio y llenar la Tierra con el conocimiento de Cristo.

Cada creyente tiene una historia que contar sobre cómo Jesús los encontró y salvó. Es esencial comenzar a compartir este mensaje en nuestro entorno inmediato (nuestra “Jerusalén”), luego expandirnos a áreas más amplias (nuestra “Judea y Samaria”) y finalmente llegar a todo el mundo (Hechos 1:8). La Gran Comisión en Mateo 28:18-20 nos llama a hacer discípulos en todas las naciones, confiando en la autoridad y presencia continua de Jesús.

La resistencia y el rechazo al mensaje del Evangelio son esperarse, pero no debemos desanimarnos. Santiago 1:2-3 nos anima a considerar como un gozo cuando enfrentamos pruebas, porque estas producen paciencia y fortalecen nuestra fe. La perseverancia es clave; debemos acostumbrarnos a los rechazos y continuar nuestra labor, ya que hay personas que sí aceptarán el mensaje.

El Espíritu Santo es esencial en este proceso, dándonos poder y valentía para compartir nuestra fe, incluso cuando enfrentamos miedo o timidez. En la experiencia práctica de evangelización del pastor, a pesar del rechazo de muchos, siempre encuentran a algunas personas dispuestas a escuchar y recibir oración. Esto refuerza la necesidad de persistir en la misión de evangelización.

Es común que al inicio, compartir nuestra fe nos resulte difícil, pero con la ayuda del Espíritu Santo, ganamos confianza y habilidad en la evangelización. La guía y el apoyo de otros cristianos más experimentados en la evangelización también son fundamentales. Este entrenamiento práctico nos permite aprender observando y participando gradualmente.

Debemos usar nuestras palabras, actitudes y acciones para testificar de nuestra fe. Ser testigos no solo en momentos específicos, sino en nuestra vida cotidiana, impactando positivamente a aquellos que nos rodean. Nuestro objetivo es mostrar el amor de Dios a través de nuestras vidas y acciones, estando siempre dispuestos a compartir el mensaje del Evangelio.

La misión de compartir el Evangelio hasta los confines de la Tierra es un llamado divino que requiere la ayuda del Espíritu Santo. Aunque enfrentemos rechazo y resistencia, debemos perseverar, confiando en el poder y la guía del Espíritu Santo. Que nuestras vidas reflejen el amor de Dios y que siempre estemos dispuestos a ser testigos valientes y eficaces del Evangelio en todas partes.

Atentamente Pastor Guillermo Ayala

Lecturas Bíblicas:

Hechos 1:8 “Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Santiago 1:2-3 “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.”

Mateo 4:19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.”

Mateo 28:18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This